domingo, mayo 31

#50Años El Terremoto de 1970

Hace 50 años, el 31 de mayo de 1970, un sismo de 7,8 grados al suroeste de Chimbote, ademas de un tsunami en el puerto chimbotano y destrucción en varias ciudades de la costa peruana, provocó un terrible aluvión que terminó por desaparecer por completo la ciudad de Yungay. Hace unos años estuve en el lugar, y hoy comparto las fotos de esta devastación, en el lugar donde fue sepultada la ciudad, y que hoy es un camposanto.


Eran las 3.23 de la tarde. Tres minutos después del sismo, la avalancha de lodo, hielo y piedras ya estaba sobre la ciudad, cubriendo todo a una altura de aproximadamente 20 metros. Casas, autos, negocios, personas, bancos, buses, plazas, arboles, todo quedó sepultado. Solo un grupo de personas se salvaron refugiándose en una de las partes mas altas de la ciudad: el cementerio, que había sido construido sobre una huaca prehispánica.











Hoy, al caminar por el lugar donde estuvo la ciudad, es posible ver sobresaliendo del suelo, algunos restos de casas, iglesias, y un bus de pasajeros. Donde hubo calles solo arbustos silvestres, y cuatro palmeras, hoy casi muertas, de la antigua Plaza de Armas, es lo único que nos recuerda que antes fue una ciudad viva. 





















Los sismos son eventos recurrentes en nuestra historia. El Perú se encuentra en el cinturón de fuego del Pacifico, y nunca se sabe cuando volverá a presentarse otro sismo de estas características. Lo que si sabemos es que tenemos que estar preparados, y aprender de la historia. Por que una cosa nos ha quedado claro: todo es cíclico, todo se repite.

Aquí un video con algunas fotografías mas y una explicación de lo ocurrido esa tarde hace 50 años:



Y tú, ¿que recuerdos tienes de este terremoto? Deja tu testimonio en los comentarios.

Fotos: David Pino

3 comentarios:

Jaime A dijo...

Hola David, antes muchas gracias por compartir todos éstos datos valiosos en la historia del Perú y Lima. Del que tengo datos narrados por mis padres es de éstos 2, el del 70 y 74. El primero muy asociado al debut mundialista de fútbol de Perú contra Bulgaria en Méjico. Mis padres me cuentan que fue terrible y que las noticias eran inciertas en un primer momento,ya que se creía que el desprendimiento del glacial había dado origen al sismo, cuando en realidad fue al revés. Yo nací en el 74, para la época de éste terremoto, vivíamos en San Miguel, mi madre en casa me sacó en brazos a mí y de la mano a mi hermano mayor; hacia la pista de la calle Caminos del Inca, a 2 cuadras del Colegio Bartolomé Herrera. Mi madre me contó que el piso se movía como si fueran olas y al frente (donde habían chacras de maíz), varios árboles se cayeron. Mi padre llegó de su trabajo como pudo y tuvimos que revisar la casa para estar seguros que no se caería. Saludos.

Anónimo dijo...

Sí, son recuerdos tristes por toda la gente que murió y que padeció todo lo que vino después. Yo tenía 6 años y vivía en San Miguel en la av. La Paz. Tan fuerte se sintió en Lima que los automóviles se movían por sí solos y fuimos mojados por las aguas del océano, que se elevó tanto que llegó hasta donde estábamos.

Unknown dijo...

Yo vivía en el Rimac, la gente estaba viendo el partido inaugural del mundial Mexico 70 entre Union Sovietica y Mexico cuando empezó el terremoto, fue tan fuerte que las ventanas de las vemtanas de las casas rechinaban por por el fuerte movimiento.