martes, julio 24

La Calle Lartiga

A propósito del 'redescubrimiento' de la placa de la calle Lartiga*, aquí algunos datos sobre esta antigua calle limeña, hoy 4ta de jirón Camaná. 


En esta calle estuvo ubicado el solar de doña Isabel de Rodriguez, una de las primeras mujeres españolas que llegó al Perú. Ella solía añadir a su firma "La Conquistadora, Primera en estos Reinos del Perú". Su residencia estuvo ubicada en la esquina con Plateros de San Agustín (Ica c. 1). 

Entre otros nombres la calle se llamó "Costado de San Agustín", y también "Amargura", que era el nombre que se le daba en realidad a todo el actual jirón Camana en sus 9 calles, por ser la vía donde se escenificaba los pasos procesionales de la Pasión de Cristo en Semana Santa. 

El nombre de Lartiga se debe a que en esta calle el Coronel Don José Francisco de Lartiga y Torres adquirió unos solares bajo la figura de "censo perpetuo" a los descendientes de don Diego Maldonado "el Rico". El censo perpetuo daba un derecho limitado sobre la propiedad, por la cual el comprador podía construir, alquilar, etc, pero pagaba anualmente una renta al dueño del mayorazgo o terrenos, y estos jurídicamente le seguían perteneciendo al dueño original.


Por donde estuvo el solar de los Lartiga, se construirá después del terremoto de 1746 la residencia de los Ramírez de Arellano, que hoy es conocido como el Instituto Riva Agüero o la casa de don José Carlos de la Riva Agüero y Osma, descendiente de don Domingo Ramírez de Arellano. Sus bisabuelas previamente, habían alquilado alguna casas adyacentes a esta mansión principal a diversas personas, una de ellas don Bernardo O'Higgins. 

Otro edificio importante en esta calle, fue el Convento de San Agustín, que si bien es cierto tiene su portada hacia la calle San Agustín (Ica c. 2), tiene hacia Lartiga una portada lateral, que está considerada como una de las más antiguas de nuestra ciudad.


Una calle que estuvo atravesada por acequias en sus antiguas épocas y que fue escenario de un pleito pintoresco que tuvo que ver con dos Nobles limeños que no quisieron dar pase a la calesa del otro, y remangando su orgullo dejaron sus coches abandonados allí, a la decisión de un jurado que cuando por fin decidio quien tenía pase preferencial, solo quedaba el armazón y alguna que otra pieza de estas otroras lujosas calesas...

Nota:
* Actualmente personal de PROLIMA (Programa Municipal para la Recuperación del Centro Histórico de Lima) se encuentra limpiando y recuperando varias placas ubicadas en las calles de Lima, que durante años se encontraban cubiertas con varias capas de pintura y casi imperceptibles a la vista. Con el apoyo ciudadano de vecinos que dieron la ubicación de estas placas (entre los que nos contamos) se inició su recuperación.

Fotos: David Pino

Fuentes:
Las Viejas Calles de Lima, Juan Bromley
Tradiciones Peruanas, "El pleito de las calesas", Ricardo Palma
http://ira.pucp.edu.pe/el-instituto/casa-riva-aguero/historia/

3 comentarios:

INGENIEROS INDUSTRIALES dijo...

Podríamos obtener un plano de Lima con sus nombres de las Calles coloniales. Duro trabajo. Gracias

Alberto Montagne dijo...

Esrudié en la Facultad de Derecho de la PUCP que funcionó muchos años en lo que hoy es el Instituto Riva Aguero. Lartiga 459.

Gustavo von Bischoffshausen dijo...

Dar una leida a la correspondencia de Riva Aguero puede dar pistas al trabajo de descubrimiento. Especialmente si uno conoce los nombres, pues tiene indice onomastico y topografico.