martes, julio 27

Observatorio astronómico de Chankillo, nuevo Patrimonio Mundial

World Monuments Fund (WMF) celebra el anuncio de la inscripción del Complejo Astronómico Chankillo en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Construido hace más de 2.300 años, Chankillo se encuentra en el desierto costero de Perú, cerca de la cuenca del río Casma-Sechín y es considerado el observatorio astronómico más antiguo de las Américas. 


Desde su inclusión en el World Monuments Watch de 2010, WMF y el Instituto de Investigaciones Arqueológicas (IDARQ) han colaborado en la preservación de este sitio patrimonial único de la sociedad antigua y han contribuido en las diferentes fases para su inclusión como Patrimonio de la Humanidad. Chankillo ha sido designado oficialmente como Patrimonio de la Humanidad por el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, hoy 27 de julio de 2021. 

El sitio cuenta con las magníficas Trece Torres que se alinean en la cresta de un cerro y cuando vistas desde una de las dos plataformas de observación ubicadas a cada lado, las torres y las muescas entre ellas marcan los días exactos del año, tanto al amanecer como al atardecer. 

El Templo Fortificado ubicado a relativamente poca distancia de las torres, nos muestra un complejo rodeado de barricadas y muros defensivos con entradas falsas para disuadir a los visitantes no deseados. Probablemente el complejo fue abandonado a principios del siglo I d.C. y el sitio estuvo en gran parte olvidado hasta el siglo XIX. 


La inclusión en el Watch 2010 hizo un llamado internacional a las diferentes amenazas del sitio, como son los movimientos sísmicos, los fuertes vientos, la humedad y fluctuaciones de temperatura del clima del desierto, combinados con otros eventos climáticos que aceleraron el deterioro del complejo arqueológico. 

Desde el 2011, WMF viene colaborando con el Ministerio de Cultura e IDARQ en la conservación de Chankillo, la cual inició con excavaciones con la finalidad de investigar y documentar el sitio y para establecer su delimitación legal. 

En enero de 2013, Chankillo fue incluido en la Lista Indicativa de Perú para su inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Para tal fin, se firma un acuerdo en 2015 entre WMF, el Ministerio de Cultura y la Municipalidad de Casma para desarrollar el Plan de Manejo del sitio, el cual era necesario para la posterior nominación. 

En 2016, WMF recibió por medio de la Embajada de EE UU en nuestro país la subvención del Fondo del Embajador para la Preservación Cultural del Departamento de Estado de EE. UU., además de fondos adicionales de la Fundación Selz que permitieron la preservación integral de dos de las torres. Fondos posteriores de esta fundación permitieron la conservación de tres torres adicionales, así como la implementación de medidas preventivas en el complejo. 

En junio de 2021, se iniciaron las obras para la conservación de la Puerta 6 del Templo Fortificado, nuevamente gracias al apoyo de la Fundación Selz. WMF continúa apoyando los esfuerzos para preservar este extraordinario sitio arqueológico para el Perú y el mundo. La decisión de la UNESCO afirma la naturaleza invaluable del Complejo Astronómico Chankillo como un recurso para ayudar a comprender la cosmovisión de las sociedades antiguas y sus avances en el seguimiento del paso cíclico de los cuerpos celestes, asegurando que este patrimonio excepcional continúe beneficiando a toda la humanidad. “Cuando World Monuments Fund comenzó a trabajar en Chankillo hace más de una década, su importancia era relativamente desconocida, su deterioro no fue abordado y su protección era casi inexistente”, declara Bénédicte de Montlaur, Presidente y CEO de WMF. “Nos sentimos increíblemente honrados de que Chankillo haya sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad. 

El anuncio de hoy marca el progreso de tantas organizaciones que trabajaron incansablemente para salvaguardar este extraordinario patrimonio como herencia de toda la humanidad”. 

“Nos complace saber que el Complejo Astronómico Chankillo ha recibido el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. WMF se ha comprometido durante los últimos 11 años con los esfuerzos de conservación en Chankillo, que continúan hoy con nuestro proyecto para preservar el magnífico Templo Fortificado”, menciona Martha Zegarra, Directora Ejecutiva de WMF Perú. “Debemos agradecer a todos los aliados locales, nacionales e internacionales que han contribuido a esta designación global, entre ellos el Ministerio de Cultura, la Municipalidad de Casma, la Embajada de Estados Unidos en Perú, la Fundación Selz, entre otros”. "Nos llena de orgullo que el Observatorio Solar Chankillo haya sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por ser una obra maestra del genio creativo humano, y desde el Proyecto Chankillo agradecemos a World Monuments Fund y Selz Foundation por el apoyo recibido para alcanzar este objetivo", expresó. Dr. Iván Ghezzi, Director del Programa Arqueológico de Chankillo. 



Acerca de World Monuments Fund 

World Monuments Fund (WMF) es la principal organización independiente dedicada a salvaguardar los lugares más preciados del mundo para enriquecer la vida de las personas y fomentar el entendimiento mutuo entre culturas y comunidades. La organización tiene su sede en la ciudad de Nueva York y oficinas y filiales en Camboya, India, Perú, Portugal, España y el Reino Unido. Desde 1965, nuestro equipo global de expertos ha preservado el patrimonio cultural diverso del mundo utilizando los más altos estándares internacionales en más de 700 sitios en 112 países. Al asociarse con comunidades locales, donantes y gobiernos, WMF se basa en el patrimonio para abordar algunos de los desafíos más urgentes de la actualidad: cambio climático, subrepresentación, turismo desequilibrado y recuperación poscrisis. Con un compromiso con las personas que dan vida a los lugares, WMF aprovecha el potencial del pasado para crear una sociedad más resiliente e inclusiva.

*Nota de Prensa / WMF

0 comentarios: