jueves, febrero 2

La vida en Lima durante la ocupación chilena - Primera parte

Derrotados en las batallas de San Juan y en Miraflores, dispersas las tropas y vencida la heroica resistencia de los reservistas civiles que con su vida defendieron la ciudad, los chilenos se preparan para entrar al centro de Lima y ocupar los principales edificios. Épocas duras se inician.


El 17 de enero de 1881, luego de un desfile desde el Parque de la Exposición hasta la Plaza de Armas, pasando por el Jirón de la Unión, en el que muchos espectadores coinciden que fue en silencio y sin mucha pompa, desde la Plaza Mayor los diferentes cuerpos del ejercito invasor proceden a distribuirse en los cuarteles de Lima, abandonados tras la derrota. Sin embargo, esto les produce inquietud pues temen alguna emboscada: "En la misma tarde (del 17) la artillería ocupo el cuartel de Santa Catalina, donde tuvo lugar una ceremonia conmovedora. Se izo la bandera chilena hasta el asta y se toco despacito (sic) el himno nacional [...] En el cuartel se harán prolijas investigaciones para descubrir minas que se dice existen ahí", esto publicado en El Heraldo del 4 de febrero de 1881.



Notese que se menciona que se toco "despacito" el himno nacional chileno, lo cual es un tácito reconocimiento de la hostilidad latente en la ciudad hacia ellos. En total las fuerzas de ocupación sumaron 17,000 hombres, cantidad muy grande para una ciudad que no estaba preparada para atenderlos. El día 20 de enero se enarboló por primera vez la bandera chilena en Palacio de Gobierno. Sin duda, este fue uno de los actos mas dolorosos para el Perú, sin embargo no fue la única que flamea, pues al lado de esta aparecen emblemas de muchos países, en diversos inmuebles, como símbolo de protección.

Respecto a la entrada del general Baquedano al centro de Lima, se menciona que fue sin mucha pompa, como mencionamos antes, y hubo un incidente: al momento de su llegada, un cierto número de balas silbaron entre el cortejo, hecho que como es natural causo un poco de emoción... Prisioneros de derecho común rompieron las puertas de la prisión (que se hallaba cerca a la Plaza de Armas), y habiéndose apoderado de algunas armas desataron el tiroteo mencionado anteriormente. Los soldados del regimiento Buin y los de la Guardia Urbana los redujeron después. Pasado este incidente, Baquedano se instalo en Palacio de Gobierno desde donde dirigió una carta al presidente chileno, firmando "...desde el Palacio de los Virreyes", lo que denota una satisfacción por encontrarse en el poder en la Perla del Pacifico.

La población, por el desagrado y temor que siente ante la presencia chilena, adopta una actitud de reserva, de encierro, lejos del contacto con ellos y se menciona que "las celosias permanecieron cerradas y no se abrió una sola ventana de las que daban a la calle: Este fue el sentimiento general de la población. Muchos eran también los heridos que se cerraban en sus casas" temerosos de represalias. "Lima esta todavía como en viernes santo. No corre sino uno que otro carruaje; los carros del ferrocarril sin caballos, pues Pierola los tomo bajo recibo; las tiendas cerradas y muchas casas como si acabara de morir el dueño. En cambio recorren las calles todos los comerciantes en calducho", publicado en El Heraldo del 4 de febrero de 1881.

El ingreso chileno, en la que la historiografia de este país, la menciona como de "guardianes y salvadores", resulta desvirtuado por las palabras de un viajero alemán de la época; Hugo Zoller, quien menciona la incomodidad de la población y que nadie salia de noche y generalmente si lo hacían, llevaban un revolver (Viajeros Alemanes del Perú, Estuardo Nuñez, pag. 134). Incluso se menciona una referencia al sabio Raimondi: "cuando el enemigo entro a Lima, el sabio tomo las colecciones cedidas al Estado y se las llevo a su casa, colocandolas bajo la protección de la bandera italiana [...] y así las salvo de la furia del vencedor que se extendía por igual sobre cosas y personas" La actitud de Raimondi indica que el miedo ante la ocupación fue compartido por los extranjeros.

Desde Santiago se empiezan a dar directivas sobre la ocupación. Era importante para los chilenos, que se instale un gobierno que negocie con ellos y ceda la rendición incondicional con la entrega de territorios de manera formal que era su anhelo desde el principio. Aun así, decidieron mantener al alcalde de Lima Rufino Torrico como una manera de infundir confianza en la población ante alguien que ya era conocido. Sin embargo, en todas las demás oficinas publicas, y la Aduana se instalaron ellos para controlar el ingreso de los impuestos y otros ingresos. Sin embargo, al pasar el tiempo y al notar la actitud distante de la población, los chilenos ven que el fin de la guerra no se ve próximo. Con Bolivia la situación fue diferente, derrotada esta nación, se enfrían las relaciones por obvias razones entre Perú y Bolivia y este país llega a acuerdos bipartitos con Chile, sin consultar la opinión de Perú.

Estampilla de Correos del Perú "resellada" durante la ocupación

Desde el día anterior a la ocupación chilena, o sea desde el 16 de enero, ya encontramos a los chilenos dando directivas de carácter administrativo para Chorrillos, donde establecieron depósitos de víveres y municiones en los baños. Al desembarcar en el Callao, el 18, distribuyeron las bodegas del ferrocarril, primero para depósitos y luego como cuartel para un regimiento. Las oficinas publicas funcionaron en la Comisaria de Marina y en la Diputación del Comercio y las autoridades peruanas fueron sustituidas por funcionarios chilenos, quienes de inmediato izaron sus banderas.

Respecto a los oficiales dispersos después de la batalla, se dieron bandos en el que se les instaba a registrarse, entregar sus armas y dar su dirección y firmar una declaración en la que se establecía "No tomar las armas contra Chile en la presente guerra" Este compromiso sin embargo, tiene un valor relativo, ya que los que lo firmaron lo hicieron obligados por las circunstancias. No firmarlo podía equivaler a la muerte, al destierro, a la cárcel o a algún otro castigo, de allí que muchos íntimamente mantenían la convicción de acudir al llamado de la Patria. Ya era vox populi que Caceres organizaba la resistencia desde la Sierra.



La administración chilena también consigno la pena de muerte "...para los que ejecuten actos de depredación o violencia contra los habitantes de esta capital..." ó "...los que anden armados por las calles", excepto, naturalmente, para los miembros del ejercito invasor o la guardia urbana. Sin embargo, estas disposiciones muchas veces sirvieron para deshacerse de posibles sospechosos. ¡Cuantas historias relacionadas a esto pueden escribirse!

Para Chile, al principio, la toma de Lima significaba el fin de la guerra y la rendición incondicional del Perú, pero equivocaron los cálculos. No contó con la respuesta del pueblo y de las autoridades dictatoriales primero y del gobierno provisorio de Garcia Calderon después, a estas intenciones. El Perú vencido rechaza de plano la finalización de la guerra a cualquier precio y así la supuesta "ocupación pasajera" se transforma en permanente y el cuerpo administrativo peruano no sigue en funciones porque eso seria apoyar al enemigo, de allí la negativa a continuar desempeñando los cargos respectivos y no por un abandono de deberes como plantea la historiografia chilena. Francisco Encina, en su "Historia de Chile" menciona que "el trabajo y el comercio no se normalizaron a pesar de los esfuerzos gastados por los chilenos". Esta afirmación, toca ya a la población civil, que ante la imposibilidad de una resistencia de otro tipo, acude a la pasiva, al no hacer, como rechazo al ocupante. A esto se agregan los cupos impuestos que en la mayoría de casos llevaron a muchos comerciantes a la quiebra final.

Como corolario a esta primera parte, leamos las apreciaciones del Encargado de Negocios de España en Lima, sobre lo que sucede en la capital:

"En lo eclesiástico no se ha ejercido presión alguna, pero ni el Arzobispado ni los dignatarios de la Catedral toman parte alguna en las funciones religiosas [...] se han suprimido completamente el toque de campanas de todas las Iglesias y conventos hasta las horas de oración.
Las tiendas y almacenes, cerrados en los primeros días de ocupación, se han abierto de nuevo. las casas permanecen cerradas, procurando las personas mas visibles y especialmente las Señoras no asomarse a los balcones ni salir a la calle. Las tertulias, reuniones y teatro han cesado completamente.
Los chilenos consideran estas demostraciones como actos de hostilidad"
"...los soldados, quienes cuando quieren los Jefes aparecen sometidos a una disciplina rigurosa, comenten todos los días atentados de todas clases contra los habitantes pacíficos de la población. [...] no hay seguridad alguna de día ni de noche fuera de las calles mas céntricas de la población, precisamente cuando aun pocos días antes de su entrada era Lima una población modelo por la seguridad de que gozaba dentro de las casas y hasta los sitios mas apartado"

Como vemos, tiempos duros venían sobre la ciudad, sin embargo, pasando los años (1881 a 1884) la ciudad tuvo que adaptarse forzosamente a esta situación. En la segunda parte veremos la degradación de Lima durante la ocupación chilena y como muchos de estos vicios permanecen hasta hoy.

Fuentes:
Grimanesa Margarita Guerra, La Ocupación de Lima (1881-1883)
Fotos: Google Imágenes

36 comentarios:

OMAR RAFAEL dijo...

leí que cuando se asesinaba en alguna calle a un soldado chileno... como castigo se detenía a los primeros transeuntes que pasaban por dicha calle ....eran quintados y fusilados (también se dice que colocaron cruces o los nombres de los infortunados fusilados

APLACENCIA dijo...

mas datos de la guerra del pacifico o guerra del guano y salitre en el foro peruano GDP1879:

http://soportesmp.com/forum/index.php

carlos dijo...

Es interesante el artículo... sin embargo, poco o nada se conoce de la situación del ejército peruano en el resto del año 1881, 1882 y 1883... ¿Tan pocas batallas y escaramuzas existieron en esos años?... Excepto el hundimiento del Loa y la Covadonga,la Campaña de la Breña (Pucará, Concepción y Marcavalle), las batallas de Huamachuco y San Pablo... Eso es lo escaso que nos enseñaron en el colegio... Tan mal estaba el ejército y la marina de ese entonces. Lo menciono, porque fue tanto tiempo de la ocupación chilena en el Perú y muy poca la contienda bélica.

Anónimo dijo...

En esa epoca, politicos como los actuales, no escucharon a los militares y marinos que solicitaron al gobierno mejorar su armamento y la instruccion de sus tropas, reparar y comprar buques de guerra, Grau solicitaba desde su escaño mejorar las condiciiones y aumentar el presupuesto pero los traidores se negaron como hoy a cambiar la situacion, espero que Castilla lea esto y no deje mal a su honorable padre

marec dijo...

Te parece poco Carlos , o son minucias los hechos que comentas ¿. Parece que en tu colegio no se enseñaba la historia o no te acuerdas o no te interesaba?, Deberias leer las historias de la guerra por Caivano , Paz Soldan, las memorias de Caceres , de su mujer , Antonia Moreno y la “Guerra de las ocasiones perdidas” de su asistente por el lado peruano , o por el chileno , los datos de Pascual de Ahumada o los boletines de BaQUEDANO, Lynch y sobre todo te recomiendo , “Adios al séptimo de linea” novela de ficción histórica de Jorge Inostroza, casi libro de texto en Chile(recorrió el teatro de la guerra y acopio documentos inéditos donde da cuenta de las traiciones internas peruanas que fueron las que provocaron la derrota mas que la valentía de los chilenos) , que a través de una saga relata en cinco tomos los avatares de la guerra incluso los problemas internos de Chile y allí te daras cuenta sobre todo en los últimos tres tomos como fue la resistencia del Perú sobre todo en el interior ya que aquí en Lima , pronto se avinieron a la suerte e intimaron con el vencedor, Asi Teresa de Orbegozo fue la amante de Patricio Lynch y figura importante en la huida de Antonia Moreno de Caceres con sus hijas al interior para no ser apresadas. La ocupación , solo se vio en la costa norte y central, pero nada en el interior de donde se siguio luchando . Otra cosa el “ejercito del sur” comandado por Lizardo Montero , segundo vicepresidente , estuvo toda la guerra acantonado en Arequipa , no disparando ni un balazo ni acudiendo en ayuda de Bolognesi en Arica ni de Inclan enTacna y por ultimo se rindió , entregando sus armas a los chilenos y abriendo las puertas, los arequipeños (como siempre algo traidorcidillos) mandándose cambiar hacia Bolivia y dejando que otros luchen y todavía se tiene el descaro de recordarlo en la Marina. Asi que no basurees y si no se tuvo batallas importantísimas , no es por la inacción de Caceres que fue el único que siguió adelante y que debe ser nuestro máximo héroe aun por delante de Grau y Bolognesi, sino por la defeccion (o traición) de algunos como Montero o Iglesias que pacto para que no sigan destruyendo sus propiedades en el norte firmando el tratado de Ancon o incluso el mismo Pierola culpable de casi todas nuestras desgracias , que lo único que hizo fue huir luego del desastre de Miraflores y oponerse a toda ayuda y resistencia.
Asi que antes de decir que no hubo batallas y solo escaramuzas . lee y entérate de las versiones de ambos lados para sacar tus conclusiones
Saludos
Hugo

Anónimo dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Michele_Trefogli

este es un arquitecto que ayudo mucho a Lima en la post guerra

carlos dijo...

Es una lástima que el Sr. Hugo no haya leído bien mi comentario. En ningún momento "basureo" al ejército y a la marina nacional... No tergiverse opiniones, que para eso están buenos los obtusos de razón y entendimiento. Asumo que Usted no lo es.
Mi comentario va en el sentido de "lo poco que se enseña en los colegios acerca de la historia de la Guerra del Pacífico después del 15 de enero de 1881"... sigue "1882 y 1883".
Para su conocimiento Sr. Hugo, sí he leído a Caivano, Paz Soldán y se olvido mencionar Usted a Jorge Basadre y Guillermo Thorndicke,y al chileno Vicuña Mackena.
Lea bien mi comentario y averigue si algún alumno de cualquier colegio privado o nacional "CONOCE LO QUE OCURRIÓ EN 1881, 1882 Y 1883" durante la Guera del Pacifíco... Usted se va a dar con más de una sorpresa...
Le pongo un ejemplo: la Guerra de Secesión Norteamericana duro 4 años y contar las batallas me faltarían líneas... Ni hablar de las escaramuzas.
Por ello, a lo que voy es en eso. Es poco lo que se difunde sobre hechos después de la Batalla de Miraflores.
Coincido con Usted sólo en algunos aspectos de su comentario.
Y evidentemente, si los chilenos ganaron aquella guerra fue por obra y gracia nuestra. Véase que durante la Batalla de Miraflores se ordenó a gran parte de los reservistas que se retiraran en sus casas. Y existen documentos acerca de esa deplorable decisión.
No soy partidario de Piérola, pero la historia del Perú dice que el pueblo lo llevó al poder en un segundo gobierno en 1895... a 12 años de terminada la guerra y con la herida aún abierta... y dicho sea de paso, fue uno de los mejores gobiernos de la república...
Ironías del destino fue que cuando el Gran Mariscal Cáceres, gobernó el país, el pueblo decidió sacarlo.
Le recomiendo que lea foros de otros temas, pues en un comentario, no se puede teatralizar, tergiversar, ni mucho menos hablar con chauvinismos infundados.
En ningún momento aplique adjetivos calificativos a nuestro ejército y marina, solo hice un hincapié de lo que sucedió en ese tiempo y sobretodo en lo que se enseña en los colegios.
Así que Sr. Hugo, lea bien... yo mencione "¿Tan POCAS batallas y escaramuzas existieron en esos años?... Usted me pone "Asi que antes de decir que NO HUBO batallas y solo escaramuzas..."
La diferencia es abismal.
Espero que Usted no sea algún periodista chambón que le agrada tergiversar las palabras.
Hecho la pertinente aclaración, aguardo que Usted no tenga la necesidad de retroceder a la Etapa Kindergarten, releer Coquito y aplicar unas clases de Comprensión de Lectura.
Sin más decir, le envío un cordial saludo.
!! Viva el Perú !!

Anónimo dijo...

Mi abuela en ocasiones reunía a sus nietos (dentro de ellos el que suscribe la presente) y nos distraía relatándolos los sufrimientos (aproximadamente de 06 años de edad) acontecidos a la familia (Provincia de Barranca)durante los años de la guerra;... al tenerse noticias, de la proximidad de los soldados chilenos y las atrocidades que cometían de violaciones a las mujeres (niñas y jóvenes) ellas se enbetunaban con el estiercol pestilente de las aguas servidas (acequias), a fin de espantar con el mal olor a la soldadesca chilena que las pretendías violar (muchas de ellas enfermaban),.... de lo que hizo uno de sus hermanos de aproximadamente 13 a 14 años, la ira y el odio se apoderó de él, cuando la soldadesca chilena incendió nuestra casa (quincha) al no encontrar cosas de valor, y buscando la ocasión de venganza aprovechó la oportunidad que uno de ellos bajó del caballo (para su nececidad) aprovechó el momento y se lanzó sobre él ultimándolo a machetazos, éstos y otros actos de acciones de hostigamiento contra el invasor efectuados por casi niños (motivaron huir al monte con las consiguientes penurias para sobrevivir) los mayores trataron de encontrar al ejército de Cáceres,.... nunca se supo de ellos.... los relatos de la abuela no los olvidaré, no guardo rencor.... aunque con esto tenga que preguntarme "que fácil es decirlo, .. pero si lo huberas sufrido?" Juan

Anónimo dijo...

La resistencia al invasor se vivio principalmente en la sierra y a la cabeza estaba el Mariscal Caceres como todos sabemos. no creo que se deba poner a Caceres por encima de Grau o Bolognesi puesto que estos heroes lamentablemente murieron antes que Caceres y seguro que si hubieran continuado viviendo lo hubieran hecho para defender a la patria traicionada por elementos como Iglesias Pierola Montero etc. En Lima la gente si bien vivio el espanto en las batallas de San Juan Chorrillos y Miraflores cuando el invasor se instalo en la capital muchos se alinearon y codearon con ellos con el fin de no perder sus privilegios de clase.

Gino dijo...

Leyendo atentamente los comentarios lineas arriba,sostengo que la guerra se perdio por la desidia e inaccion de los politicos y gobernantes de aquella època,se dice que PUEBLO QUE OLVIDA SU HISTORIA,ESTA CONDENADO A REPETIRLA,mucho se ha escrito y leido sobre esta nefasta guerra,tenemos que tener en cuenta que hoy, Chile es el pais que mas gasto en armas tiene en sud america,y se presenta una buena excusa el diferendo que ahora mismo tiene con nuestro pais, si pierde en la haya,CUIDADO CON CHILE, sin embargo los encargados de salvaguardar nuestra soberania estan enfrascado en peleas internas, la corruptela en el Legislativo se sigue dando ,la Comision de Defensa ,bien gracias,Chile ya fijo sus ojos hace muchos años en nuestro pais,quieren nuestro Gas,su escases energetica es evidente,ya que ni Bolivia ni Argentina les vende gas,ojala que el gobierno de turno tenga la sagacidad de adelantarse a lo que iremediablemente se pueda presentar
al perder el litigio,y que la historia no se repita.

Anónimo dijo...

Soy descendiente de un soldado chileno de la guerra del pacifico, un marino inglés que se vino a chile en esa epoca, y que curiosamente peleo con Lynch cuando èste militaba en la marina inglesa, en la guerra de China. Quiero ir a conocer la sierra, la costa y esos lugares que fueron el escenario de la historia, he leido poco y me parece que debo conocer, ojala hayan mas interesados en hacer un tour.

Anónimo dijo...

Seria mejor publicar una historia del Peru comparada para enseñar mejor a los jovenes y a los viejos.han leido la historia del ecuador?nada agradable para el Peru.seria muy interesante.si me necesitan mi msn es nightwarrior_55@hotmail.com.compartamos informacion.gracias.

Vane dijo...

Hola! me parece muy interesante todo el post, solo que al parecer no publican la 2da parte. Espero que pronto podamos contar con ello.

Gracias por todo el aporte que brindad por medio de este blog.

javier dijo...

¿Y qué fue de la segunda parte del post? La seguimos esperando...

Anónimo dijo...

La guerra del pacífico comenzó como un conflicto entre Bolivia y Chile, al que se agregó Perú por el tratado secreto entre los dos países del norte. Pienso que Perú no tenía necesidad de entrar a la guerra y si ésta se hubiese desarrollado sólo entre Chile y Bolivia, habría sido una guerra muy corta. Perú también tenía sus razones económicas y políticas para ir a una guerra contra Chile sino, simplemente no interviene. Lamentablemente para los peruanos, perdieron la guerra y acceder a Perú es más facil que invadir Bolivia, que fue derrotada técnicamente en Tacna. La pregunta es Si hubiese ganado la guerra la alianza perú-boliviana ¿Hasta dónde habrían ocupado Chile?

Anónimo dijo...

Ocupación de Lima: relato del ciudadano colombiano Vicente Holguín

Documentos históricos

Relato del ciudadano colombiano Vicente Holguín

Muy cerca lo he visto, puesto que de Lima a los campos de los últimos combates en La Rinconada (9 de enero), en San Juan y Chorrillos (13 del mismo) y en Miraflores y en otros puntos de la extrema derecha (15 del mismo), la distancia es tal que jefes, oficiales y soldados, cubiertos no de laureles sino de polvo, llegaban a esta ciudad cuando aún se oía los cañones del combate. Como complemento se hizo uso de la moderna y terrible invención de las minas y bombas automáticas, de las que se hallaban sembrados los .contornos de los principales fuertes como San Juan y El Solar.

Estas bombas, ocultas en la tierra, estallaban al sufrir presión y producían el formidable efecto de una mina. El inmediato y costoso descubrimiento que hicieron los chilenos de este medio de defensa no les arredró en las cargas, y a la bayoneta tomaron las alturas. Pero esas funestas bombas estaban destinadas a hacer inmensa la desgracia de los infelices heridos que quedaron en el campo, pues a causa del terror inspirado por las explosiones súbitas que destrozaron hombres y mujeres en busca de sus deudos, nadie se atrevió a recorrer esos parajes en donde los heridos agonizaban al lado de los cadáveres horrorosamente fétidos, que ni perros ni gallinazos fueron a devorar.

Episodio de horror indescriptible han tenido lugar con esos pobres heridos, abandonados con la más fría crueldad a dos leguas de una ciudad populosa, entre cuyos habitantes hubo millares excusados del servicio militar con la insignia de las ambulancias.

ecofige dijo...

saludos. Muy interesante la historia. Soy Chileno y muy interesado de la historia, mas aun de dos procesos sociales, la ocupacion de Peru,y el proceso de chilenizacion del actual norte de Chile. Al estudiar estas etapas, uno no puede sentir mas que un profundo respeto por los actos patrioticos del pueblo del Peru. Esto queda patente en la heroica resistencia de la Breña y en la vida de Iquiqueños, Ariqueños y Tacneños. Antes tamaños actos como Chileno, hago mias las palabras que Leoncio Prado dijo antes de morir a un oficial Chileno, "Ustedes en mi lugar, con el enemigo en la casa, harían lo mismo. Si sano y me ponen en libertad y hay que pelear nuevamente, lo haré porque ése es mi deber de soldado". Saludos

Anónimo dijo...

Ecofige, tienes toda la razón. La esperanza de que las heridas sanen, está en los colegios y en los medios de comunicación de ambos países (o de los 3 países, incluyendo Bolivia), y escribir acerca de estos sucesos, sin tantas omisiones históricas.

Daniel (Perú)

Anónimo dijo...

Tendenciosas y falsas las opiniones del autor de la crónica ,principal.Ridículamente dice que el Ejército de Chile ,entro temerosos a Lima, con miedo ,medroso. Nada más lejos que eso .Entramos como siempre entramos en Lima. Callados , resueltos, decididos e implacables. En efecto , por cada chileno asesinado eran tres los peruanos fusilados " in situ". Entramos por tercera vez, y esta ocasión ,por casi cuatro años.Como amos y señores de una ciudad envilecida en los vicios ,placeres y orgías,( MANUEL GONZÁLEZ PRADA) como siempre ha sido ,desde que fue fundada , con ocasión de Pascua de Reyes. Y no por que allí, existiese NUNCA un Rey.Virreyes sí, ESPAÑOLES,JAMÁS PERUANOS.

Anónimo dijo...

Tremendo porro te has fumado, amigo.

Anónimo dijo...

soy chileno y un antepasado mio estuvo alla, él era ingles de nacimiento, de la marina real y aca paso al ejercito. Tuvo muy buena experiencia, y hasta se vino con una dama peruana que fue su esposa. Ella lo siguió siempre, dejo todo y fueron muy felices. Lo cuento para que sepan que hubo bastante comunion en la vida de los militares y la poblacion limeña.
Juan Enrique MacCutcheon

Anónimo dijo...

Ecofige es peruano..!!
Su comentario relata su origen.
Tienen ue ocultar su identidad para sentirse plenos..??
Que patetico..!!

eduardo lalo dijo...

la guerra se gana con buenas tacticas de guerra y buena punteria de que vale que tengas hartos soldados y hartas municiones si ellos no saben disparar desperdiciaran todas sus municiones hasta quedarse en cero balas y encima el enemigo los ira matando hasta que sean pocos y hacerlos rendir ...un ejercito bien alimentado y asi sean pocos pero que sepan matar hacen ganar una guerra si o si..y eso fue lo que paso en el peru estos soldados estaban mal preparados

Anónimo dijo...

OJALA SANEN LAS HERIDAS YA QUE HAN PASADO TANTOS AÑOS , EN CHILE NO SE ENSEÑA ODIOSIDAD SOLO SE ENSEÑA LO ACONTECIDO EN LA GUERRA Y SE ENSEÑA A HONRAR A NUESTROS HÉROES PATRIOS Y AL HÉROE PERUANO GRAU. OJALA QUE EN EL PERU DESDE EL COLEGIO LES ENTREGUEN UNA NUEVA FORMA DE DAR A CONOCER LA ATROCIDAD DE LA GUERRA PASADA COMO ALGO QUE NUNCA MAS OCURRIRÁ. MIS RESPETOS A TODAS LAS FAMILIAS CHILENAS PERUANAS Y BOLIVIANAS QUE SUFRIERON .

Anónimo dijo...

Por qué se arma tanto Chile???
Temor de que le reclamen lo robado a sus vecinos en 1879?
Si se quiere la paz y armonía en esta parte del continente, se debe devolver lo
usurpado sin dilación o creen que los países vulnerados se sienten felices con las atrocidades del "glorioso" vencedor que se armó hasta los dientes para desvalijar a sus vecinos???

marsanvar dijo...

Lean este testimonio de un extranjero que vivió la ocupación...

http://www.bicentenariochile.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=121:ocupacion-de-lima-relato-del-ciudadano-colombiano-vicente-holguin&catid=15:guerra-del-pacifico&Itemid=9

ricardo arana dijo...

Anónimo11 de diciembre de 2013, 13:27.

Muy buenas colega. Debo decirte con mucha pena que te equivocas en mucho.

La guerra del pacifico fue un conflicto que llevó gestandose al menos unos 10 años antes de 1879. Y como ya es una costumbre en la historia de tercer mundo, tuvo por antagonistas principales a las potencias europeas que en aquella epoca buscaban apropiarse de todo monopolio posible, el cual en este caso fue la presencia del salitre.

Antes de la guerra chile y perú tenian buenas relaciones e incluso gran parte de los participantes del conflicto estuvieron emparentados. No obstante los politicos chilenos iban por otros rumbos.

La situacion entre bolivia y chile fue la escusa para que chile le declarara la guerra al perú. Una guerra que ellos sabian tendrian ganada dadas las dadivas en armas y logisticas que la potencia inglesa les otorgó. El tratado defensivo entre perú y bolivia tenia por fin evitar el conflicto, pese a la tergiversación de parte de la historiografia chilena que la califica de un "pacto secreto ofensivo". Para empezar su teoria no tiene ni pies ni cabeza pues no explica cual seria la intencion de una alianza ofensiva contra chile dado que las salitreras estaban en los paises "invasores" y las guerras no se inician por puro gusto. Ademas se excluye de la historia el intento de añadir a la argentina al tratado, hecho solucionado por la clase politica chilena regalando 1 millon de kilometros cuadrados sin siquiera oir a los no pocos residentes de tan vasto territorio. Todo para no evitar la inminente guerra contra bolivia y perú.

Por tanto ante tu pregunta final, y tomando en cuenta que era un caso muy remoto por lo antes explicado, contestaria sin temor a equivocarme que si los aliados hubiesen vencido en tacna a las tropas expedicionarias sureñas, se habria intentado por todos los medios llegar a un acuerdo de paz sin cesion territorial. Situacion muy dificil ya que chile poseia aun efectivos de las 3 armas preparadas y perfectamente pertrechadas para la campaña de lima y sin mencionar a la titanica escuadra. Y por el otro lado los aliados eran boicoteados por las potencias europeas en su afan de armarse para mantener el conflicto.
La guerra solo habria demorado hasta que chile eventualmente derrote al improvisado ejercito aliado o estos logren el milagro de vencer y esperar que la situacion llame al fin de la contienda.

Anónimo dijo...

De que valieron esos miles de muertos chileno, peruanos y bolivianos si al final Inglaterra se quedó con la victoria al apropiarse del salitre y controlar el monopolio mundial.

Los 3 paises perdieron mas de lo que ganaron, Perú ganó la glaria y la identidad nacional pero perdió territorio ancestral del cual provenieron varios peruanos respetables y fueron reducidas a nada. Chile ganó 3 provincias pero perdió casi la mitad de su territorio al verse obligado a entregar su patagonia. Y Bolivia se quedó sin mar.

Una guerra civil con los foraneos del viejo mundo como vencedores.

felix eduardo pinto velasques dijo...

Y como bien lo dijo un Sr. chileno En un comentario anterior que su abuelo estuvo en el Ejército chileno y entró a Lima victorioso pero que ese abuelo había nacido en Inglaterra, los chilenos de hoy, no
deberían vanagloriarse de haber vencido en la guerra contra Perú, pues detrás de Chile estaba el Papa Inglaterra.
Entonces amigos Chile ,mejor dicho Inglaterra se enfrentó a un Ejército improvisado de adolescentes y ancianos mayormente y sin Armas, pero bien peruanos, gente humilde pero de gran corazón que murieron frente a un adversario bien armado y bien vestido en lucha desigual.
No debemos generalizar a todos los chilenos pero que se sepa la realidad, allí había apellidos ingleses como Prat, o Linch y muchos otros, Sentiría vergüenza si rindo el examen con la ayuda de Papa.

Apostol551 dijo...

Me quedo con el comentario, del que dijo que finalmente, los tres países de una u otra manera fueron perdedores; eso de los vencedores, no es más que el resultado de un acontecimiento que ya estaba determinado, adivinen por quienes??

Saludos desde Santiago de Chile

Anónimo dijo...

Pienso que en una guerra todos pierden, familia, amores, hermanos, padres, tios uffff
creo que debemos sanar heridas y educar sin odio a nuestros hijos (que solo le hace mal a ellos) ninguna guerra es buena, esperemos que jamas vuelva a ocurrir cosas así, Fuerzas a nuestro hermanos de Siria.

Anónimo dijo...

Un alcance a la aseveración " los muchos apellidos Ingleses en el ejercito Chileno, como Prat o Lynch "
Condell, Grau y Prat son todos de origen Catalan
Y si uds. revisan las nóminas de los tripulantes de los barcos, tanto Peruanos y Chilenos, se van a encontrar con muchos apellidos extranjeros que pelearon durante la guerra, no solo por parte de Chile.
Es bueno precisar que el ejercito Chileno estuvo igualmente compuesto en su gran mayoría por gente del pueblo, funcionarios públicos, profesionales y campesinos que se enrolaron en forma voluntaria y se convirtieron en guerreros con la experiencia ganada en los combates. Al inicio de la guerra en 1879 Chile disponía de aproximadamente solo 5.000 miembros entre el ejercito y la marinería; por lo que los 26.000 que tomaron parte en las batallas de San Juan y Miraflores y los 15.000 de reserva acantonados principalmente en Antofagasta, Iquique, Arica y para resguardo de las ciudades en Chile, fue gente común que estuvo dispuesta a dejar trabajo y familia para embarcarse al norte y tener que caminar por el desierto pasando muchas penurias, hambre y sed y aun así estar dispuesto a luchar y morir por su país. Chile en ese periodo debió no solo afrontar la alianza Perú-Boliviana, también Argentina aprovecho las circunstancias de la guerra y presiono a Chile movilizando su ejercito y gano un inmenso territorio sin disparar un tiro; y aunque es menor, también tuvo que dejar acantonada un ejercito en la frontera ( actual Temuco ) debido a que los Araucanos hicieron su último levantamiento generalizado debido a que Chile tuvo que movilizar a la mayoría del ejercito mas avezado en la campaña en Perú.
Todos podemos ahora opinar y es mas que bienvenido la posibilidad de cada uno tiene de expresar su visión, ahora nos toca a nosotros luchar para que los resquemores y odios mal infundados sigan separando a Peruanos y Chilenos; nuestros antepasados lucharon y murieron por una causa que cada uno sintió que era la correcta, mirado esto mas de 130 después creo que no corresponde verla con la visión actual que trastoca y distorsiona la realidad de esos tiempos, debemos mirarnos ahora como somos y que buscamos, todos los Peruanos que viven en Chile en su mayoría agradecen la posibilidad que les ha dado Chile para vivir y educar a sus familias y, en mi caso particular, los muy buenos amigos Peruanos que tengo y la posibilidad que he tenido de conocer su historia y cultura, lo aprecio y valoro porque es un hecho concreto que Perú tiene muchas cosas de que sentirse orgullosos y no es necesario escribir una historia mal entendida para mantener un guerra que termino hace mas de un siglo.

marco dijo...

el delincuente pedro lagos fue uno de los pocos chilenos que gano en esta guerra, se dedico a robar volumenes de las bibliotecas y universidades, gracias a Raimondi el robo no fue mayor

marco dijo...

los chilenos no tuvieron que caminar nada por el desierto, se movian en barcos ya que la marina Peruana no existia, tampoco pasaban hambre y sed, ya que robaban alimentos de los pueblos ocupados

Anónimo dijo...

Chile se tendrá que gastar siempre gran parte de su presupuesto en armamento porque sabe que buena parte de su territorio es robado. Su patrocinador Inglaterra ha sido es ladrón mas grande de la historia, fijense que tenian unos ladrones que se llamaban piratas y otros que robaban para la corona que se llamaban corsarios que asaltaban los barcos españoles y cuando necesitaban robar más bajaban a saquear los puertos. Por eso los gobiernos de Chile no podrán dormir jamás tranquilos. Miren si los musulmanes invadieron gran parte de España y demoraron siete siglos para que los boten, porque los peruanos y bolivianos vamos a olvidarnos de nuestra patria cautiva Arica, Iquique y Tarapacá. Los votaremos y diremos que no hayan moros en la costa. Tengamos paciencia, el cambio climático derretirá parte de la antártida y subirán las aguas del pacífico y se inundarán sus islitas del sur y su litoral, la placa de nazca hará el trabajo que le corresponde a la naturaleza, los incendios en los bosques se darán por el mismo cambio climático y los volcanes desatarán su furia, se encontrará un producto alternativo al cobre y ello traerá abajo su economía y entonces en medio de su desgracia entraremos nuevamente a recuperar lo nuestro y el delincuente quedará esposado, y el arauco domado será chile la flaca....la pesadilla de los chilindrinos.

Eduardo Fernandez Yaru dijo...

Si bien es cierto existieron algunos pocos voluntarios ingleses que se incorporaron al Ejército de Chile durante la guerra, también lo hicieron argentinos, incluso un futuro Presidente de su país, al del Perù, así como decenas de marinos ingleses en la Armada del Perú, incluidos en la dotación del Monitor Huáscar.
Quién ganó la guerra contra Perú y Bolivia, con Argentina como cobarde y silencioso aliado por la espalda, fueron la Marina y el Ejército de Chile.
Investiguen las tripulaciones de la Armada peruana en los partes de guerra y sabrán la verdad de la historia omitida por los perdedores.