domingo, enero 3

El viaje del Marqués

En los últimos días del mes de diciembre del año 2020 se dieron inicio oficialmente a las actividades por el Bicentenario de la Independencia, con la exhumación de los restos del IV Marqués de Torre Tagle y su esposa del nicho que ocupaban en el antiguo Cementerio General de Lima, hoy Cementerio Presbítero Maestro, y su traslado a su residencia que hoy es sede de la Cancillería, y posteriormente su traslado a la ciudad de Trujillo donde fue sepultado en la cripta de la Catedral de esta ciudad. Este articulo es un reporte fotográfico de primera mano de estas actividades, que a la vez significaron la reivindicación histórica de un personaje olvidado durante mucho tiempo pero cuyo aporte a la consecución de la Independencia fue muy importante.

El 12 de noviembre de 1965 el Congreso de la República promulgó la Ley 15721, que declaraba próceres de la Independencia nacional a una serie de personajes que participaron activamente en la suscripción del Acta de proclamación y juraron la Independencia en las ciudades de Trujillo y Chiclayo, y entre ellos estaba el Marqués de Torre Tagle don José Bernardo de Tagle y Portocarrero. Además, esta Ley indicaba su sepelio en criptas de la Catedral de Trujillo. El documento, firmado por el Sr. David Aguilar Cornejo como Presidente del Senado, y don Enrique Rivero Vélez como Presidente del Congreso, tuvo que esperar 55 años para que se cumpla.


En el año 2020, meses antes del Bicentenario de la Independencia en Trujillo que tuvo como protagonista al marqués, la Comisión del Bicentenario de esta ciudad norteña, inició los tramites para dar cumplimiento a esta Ley. Así, de acuerdo a un programa planificado escrupulosamente, se dieron inicio a estas actividades en Lima, primero con la exhumación, el día 23 de diciembre del 2020, de los restos del Marqués de Torre Tagle y esposa, que se ubicaban en el Cuartel de Jesús y María, nichos 23 y 24, a la altura de la Puerta 4 del Cementerio Presbítero Maestro. Esta actividad estuvo dirigida por la Arqueóloga Milena Vega-Centeno, y supervisada por representantes del Ministerio de Salud, Ministerio de Cultura y la Beneficencia de Lima. Luego fueron trasladados a la Cripta de los Héroes donde fueron velados hasta el día 26 de diciembre del 2020 en que fueron trasladados muy temprano a su residencia de la calle San Pedro en el centro de Lima, actual sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.





El día 26 de diciembre del 2020 hubo una serie de actividades en el Palacio de Torre Tagle donde además estuvieron presentes los descendientes del IV Marqués de Torre Tagle. Al homenaje asistió el Presidente encargado Francisco Sagasti quien tuvo palabras de elogio a la memoria del prócer limeño que había regresado a su casa 195 años después. También se hicieron presentes el Ministro de Cultura Alejandro Neyra, el Presidente de la Comisión del Bicentenario de Trujillo Constante Traverso, y por supuesto la Ministra de Relaciones Exteriores Elizabeth Astete Rodríguez. Finalmente los descendientes de la familia pasearon por la residencia de su antepasado, donde tuve la oportunidad de acompañarlos contándoles la historia de esta casa y sus principales ambientes.





En la mañana del 27 de diciembre los restos de José Tagle y Portocarrero y su esposa doña Mariana Echevarría de Tagle, fueron trasladados a la ciudad de Trujillo en un vuelo especial a bordo de un avión Alenia C-27J Spartan de la Fuerza Aérea del Perú aeronave multipropósito. En Trujillo, tras su llegada al aeropuerto internacional de Huanchaco Cap. FAP Carlos Martínez de Pinillos, fue recibido por la Trigésima Segunda Brigada de Infantería del Ejercito del Perú, y por el Regimiento de Caballería Húsares de Junín. En la tarde de este mismo día hubo un homenaje en el edificio de la Municipalidad de Trujillo, con palabras del Alcalde de Trujillo Sr. José Ruíz Vega, y de la Sra. Pilar Ortiz de Zevallos. Todo esto realizado con honores de Jefe de Estado.







Los homenajes continuaron el día 28 de diciembre en la Casa de Gobierno de Trujillo y en el local de la Municipalidad Provincial, donde además se presentó la replica de la bandera que el Marqués ondeó en la proclamación de la Independencia de esta ciudad el 29 de diciembre de 1820. Finalmente, el dio 29 de diciembre del 2020, 200 años después de esta fecha histórica, los restos de José Tagle y Portocarrero y esposa, fueron llevados a la Catedral de Trujillo, donde luego de la misa de Te Deum, fueron inhumados en la cripta de este templo. Con esto se cumplió finalmente con la Ley del año 1965 y finalizaron estos homenajes al ilustre limeño, que ahora descansará en la tierra donde proclamó la Independencia. Como dicen en Trujillo: sin un 29 de diciembre de 1820, no hubiera habido un 28 de julio de 1821.









*Agradecimientos al Embajador Jorge Román, Director General de Protocolo y Ceremonial del Estado, y al Mayor FAP Joselo Barrera, por la información que ambos aportaron para este articulo.

*Fotos: David Pino, Jorge Román, Joselo Barrera, Diario La República.

7 comentarios:

Julia dijo...

Interesante artículo,se tuvo que me superar tantos años para ser reconocidos,ya está descansando en el lugar donde tenía que estar.Felicitacions David como siempre aportando para el conocimiento de la gente,gracias

Santiago Burgos R dijo...

Merecido, nunca es tarde para revalorar las grandes actitudes. Bien por el artículo. Gracias.

Edmundo Enrique dijo...

Se cumplió lo ordenado por el Gobierno en el año de 1965 para dar justo reconocimiento a un ilustre Procer de la Independencia...más vale tarde que nunca.

Anónimo dijo...

Muy muy cuestionado el Prócer Torre Tagle.
Como todos saben, ostentaba un título nobiliario recibido en mérito a la labor que cumplía para el rey de España.
Pero los independentistas le hacían saber que la independencia se daría si o si y que sería ajusticiado si continuaba su labor realista por lo que decidió abandonar su compromiso con el rey y aunarse a la causa independentista. En aquel tiempo muchos reclamaban colgarlo por realista pero por su convocatoria al acto de independencia fue "pasando piola" y terminó como muchos otros, sin merecerlo, en la cripta de los héroes de esta nación tan sorprendente.
Fijate, fijate, fijate.
Guillermo Guerra

Beralia dijo...

¡Excelente información! David ha sido el único limeñista/influencer que ha prestado atención al acontecimiento que cerraba el fatídico 2020 y que a la vez daba inicio a las celebraciones a por el Bicentenario de nuestra Independencia, como ha sido la exhumación, traslado y entierro de los marqueses de Torre Tagle.
Lo mejor, nos ha explicado porqué fue un evento de justicia (y caridad cristiana, añadiría yo), dado que los marqueses pasaron de reposar en un nicho ignorado por muchos, a la catedral de Trujillo donde sus pobres mortajas recibirán las plegarias para el descanso de sus almas. ¡Felicitaciones también por las maravillosas fotos que enriquecen el artículo!

Red Iberoamericana de Valoración y Gestión de Cementerios Patrimoniales dijo...

Maravillosa noticia y excelente relato. Mil gracias por compartirlo.

Unknown dijo...

Excelente noticia y reconocimiento postumo a un personaje que dio su vida por la Independencia