jueves, noviembre 1

El futuro del Edificio Giacoletti

Entre las mas recientes y lamentables perdidas de nuestro Patrimonio se encuentra el edificio levantado el año 1912 por los constructores italianos Hermanos Masperi, y que tuvo en su primer piso la Confitería Giacoletti, del cual toma su nombre. El sábado 27 de octubre aproximadamente a la 1.30 de la madrugada un incendio lo dejo en ruinas.

Pronto muchos medios de prensa escrita y televisiva se interesaron por su historia. Algunos hasta mencionaron un articulo que escribí en febrero del año 2017 en este blog sobre la obra en nuestra ciudad de los Hermanos Masperi. Muchos conocieron que fue el primer edificio moderno en construirse en la Plaza San Martín, que tuvo un vistoso estilo art nouveau originalmente tras su construcción, y que ganó una medalla de oro por su diseño en ese año, entregada por la Municipalidad de Lima. Pero esto nos lleva a una reflexión: ¿es necesario que nuestro Patrimonio se incendie, se demuela, se caiga para que recién nos interesemos por su historia?, y ¿que sucederá con este edificio -hoy en ruinas-?, ¿deberá ser reconstruido?.

Ventana del edificio Giacoletti, construido por los Hermanos Masperi - Arquitectos y Constructores

Inauguración del Edificio Giacoletti, 1912 (Fotos: Archivo Lima la Única - Colección Maspero)

En estas reflexiones muchos han depositado su esperanza en el próximo alcalde de nuestra ciudad, pero la misma pregunta de siempre ¿puede la municipalidad invertir en propiedad privada? La respuesta a esta pregunta puede generar un debate amplísimo del que no nos ocuparemos en este articulo. Pero si es bueno conocer algunas cosas del edificio siniestrado y en general de todo nuestro Patrimonio en riesgo.

En una primera búsqueda en la Lista de Bienes declarados Patrimonio Cultural de la Nación hasta el año 2006, no se encuentra este edificio declarado exclusivamente Patrimonio. Sin embargo, si es parte del AUM (Ambiente Urbano Monumental) de la Plaza San Martín según R.S. No. 2900-1972-ED del 28 de diciembre de 1972. Una nueva búsqueda esta vez en el Inventario de la FAUA UNI y la Fundación Ford, en el Indice de Arquitectura Contemporánea de Lima, tampoco aparece ninguna mención a este edificio como Patrimonio monumental.

En la pagina web del Instituto Catastral de Lima este predio esta signado con la dirección Nicolas de Pierola 882 y 890, aparece como propietario la empresa DICORO S.A. El terreno es de 203,43 m2 y el área construida es de 932 m2, el material es ladrillo, siendo este uno de los primeros en ser construido con esta técnica, labor como ya mencionamos, muy alabada en la obra de los Maspero.


Volviendo al tema del incendio, muchos grupos de patrimonialistas piden hoy su restauración. Para el año 1972, en que este edificio paso a formar parte del AUM de la Plaza San Martín su aspecto ya no era el original art nouveau, puesto que en los años 40 fue remodelada su fachada buscando armonizar con los demás edificios de la Plaza. En 1991, la UNESCO declaró al Centro Histórico de nuestra ciudad como Patrimonio Mundial, desde entonces el patrimonio del centro se vio fortalecido en cuanto a su conservación, aunque en muchos casos esto solo quedó en intenciones, y mantenimiento de su aspecto a ese momento de la declaratoria.

Entonces, a pesar que el edificio no tiene una declaratoria particular de Patrimonio, es parte de un Ambiente Urbano Monumental. Esto significa que deberá ser reconstruido, pero muy probablemente con un arquitectura interior distinta a la original, osea solo se reconstruiría la fachada. Y segundo, ¿deberá construirse su fachada en el inicial estilo art nouveau del que solo nos quedan fotos en blanco y negro, o tendrá que ser el mismo aspecto que tenia cuando se declaro AUM en 1972, osea un estilo neocolonial?

Edificio Giacoletti en 1912 y en 2018 ¿a cual aspecto deberá ser restaurado?

Ya existe un Plan Maestro para el Centro Histórico que el Ministerio de Cultura acaba de aprobar. Ahí se señalan los lineamientos para la conservación del patrimonio del centro histórico, ademas de los pasos a seguir para restauraciones y reconstrucciones. Un aporte mas, relacionado a los negocios que ponen en riesgo los edificios patrimoniales, como restaurantes por ejemplo, seria el siguiente: que ademas de los fiscalizadores de Defensa Civil que la Municipalidad envía a supervisar y otorgar las licencias de funcionamiento, también debería haber un equipo de fiscalizadores del Ministerio de Cultura que otorguen una segunda licencia de funcionamiento, y ademas un Tribunal Arbitral conformado por miembros de los Colegios de Arquitectos, Ingenieros, Cuerpo General de Bomberos e instituciones patrimonialistas, para que los propietarios de negocios puedan ir, en caso de que ambas licencias sean contradictorias entre si. Son mas filtros, quizá engorrosos, pero necesarios si de verdad se quiere evitar mas tragedias como ésta. Por lo pronto, acostumbrémonos al nuevo paisaje de esta zona de la Plaza San Martín. Las soluciones seguro tomaran años.



3 comentarios:

Daniel Brousson dijo...

El entorno de la Plaza San Martin debe preservarse...seria perfecto un edificio igual o similar en estilo y tamaño para que el lugar conserve su elegancia

Eduardo Salazar dijo...

Yo considero que debería restaurarse con su estilo original y no neocolonial.

Anónimo dijo...

Arte Express esta interesado en la compra de este edificio: “ Estamos estudiando seriamente hacer una propuesta a la propietaria del edificio Giacoletti. Consiste en comprarlo y presentarle a la Municipalidad y al Ministerio de Cultura un proyecto para su recuperación, tal como hacemos con el edificio que se quemó en la plaza Dos de Mayo”