lunes, junio 11

El Candelabro Barberini de Barranco

Muchas veces desconocemos que en nuestras calles tenemos verdaderas obras de arte, muy valoradas en otros lugares, pero que, al no saber su historia o detalles, pasamos por alto en nuestro diario andar por nuestra ciudad. Una joya del arte universal tiene su réplica en Lima, también de muy buena factura, y se encuentra en el Parque Municipal de Barranco. Veamos algunos datos sobre el Candelabro Barberini. 


Cuando hablamos de candelabro, ¿qué es lo primero que se nos viene a la mente? ¿No será acaso un candelero donde se colocan varias velas? Un elemento para iluminar, muy usado también en ceremonias religiosas. Si este es su significado, ¿por qué llamamos “candelabro” a este elemento ornamental que a simple vista no encaja en la descripción antes indicada? 

En la antigüedad el candelero describía más bien la base donde iban las velas o el pebetero. Son muy antiguos, existiendo registros de su uso desde la civilización romana, y cuando tenían grandes dimensiones eran llamados candelabros. Podían tener decoración o forma de figuras humanas o también alegorías de la naturaleza o personajes mitológicos. Sin embargo, en el arte antiguo, también existía el término “candelieri” o “a candelieri” que se refería a un tipo de ornamentación que consistía en relieves escultóricos en fachadas, retablos, pilastras, columnas y bases, de profusa decoración vegetal, con hojas de acanto, zarcillos, cintas, etc. En algunos casos también era usada en la fabricación de candeleros o candelabros, en una sucesión vertical de vasos. (1) 


En el Museo del Vaticano, en la “Galleria delle Statue” se encuentran dos antiguos candelabros, que según el libro “The Ruins and Museums of Rome. A guide book for travelers, artista and lovers of antiquity” de Emil Braun y publicado en 1854, datan del siglo II de nuestra era cristiana, y que estuvieron originalmente en la Villa Adriana en Roma (residencia del emperador Adriano). (2) Estos candelabros junto con otras piezas artísticas de ese lugar pasaron luego al patrimonio de la familia italiana Barberini, originaria de Toscana pero establecidos luego en Florencia, y muy influyentes en la Italia del siglo XVII. Uno de sus miembros, Maffeo Barberini llegó a ser Papa en 1623, y se le conoció como Urbano VIII. Es probable que en su mandato hayan llegado estas piezas en poder de su familia al Vaticano, y que hoy se encuentran como indicamos anteriormente, en la Galería de las Estatuas, al final de un largo pasillo, y flanqueando una escultura de Ariadna (personaje de la mitología griega, abandonada por Teseo en la isla Naxos luego de ayudarlo a vencer al Minotauro, pero encontrada por el dios Dioniso, que se casó con ella). Como vemos en las fotos, uno de estos candelabros es el mismo que tenemos en el Parque Municipal de Barranco. 






La descripción “a cendelieri” encaja perfectamente en el candelabro Barberini, en la que además de los vasos verticales, destacan las hojas de acanto, que son el principal motivo ornamental del clasicismo, y que, en el caso de nuestra escultura, va a acompañado de zarcillos en forma de espirales, dando una impresión de fastuosidad. Las hojas de acanto, eran consideradas en la Grecia antigua como símbolos de la vida eterna. En la base del candelabro podemos apreciar en relieve la figura de los dioses Marte, Minerva, y Venus. 

En el siglo XIX surge el “arte industrial”, y muchas piezas artísticas y escultóricas del pasado son copiadas en distintos materiales, como el bronce, el hierro y el mármol. Se vendían por catálogo en distintos tamaños, y así vamos a tener en Lima réplicas de importantes esculturas de Europa, así como alegorías en mármol que van a venir a adornar nuestras plazas. El candelabro Barberini del Parque Municipal de Barranco es una de estas piezas de arte industrial, copia del original que se conserva en el Museo Vaticano, una pieza artística muy rica en detalles, que de seguro nos detendremos a observar con mucho detenimiento la próxima vez que la veamos.



Fotos: Daniel Tipian, Gigi Carcelén, Massimo Listri 'Vatican Museums', William Keller 'Ariadne restoration', Pinterest, squarespace.com
(1) Franz Sales Meyer, Manual de la Ornamentación, Barcelona 1929.
(2) “Art from Hadrian´s Villa”, Bernard Frisher 2012, consultado en vwhl.squarespace.com

2 comentarios:

francisco leo dijo...

muy bien documentado!!! CUÁNTAS Y CUÁNTAS PIEZAS DE ARTE DEL SIGLO XIX ADQUIRIDAS EN EL AUGE DEL GUANO HABRÁN SIDO LLEVADAS DE "SOUVENIR" POR LOS CHILENOS????........ SERÍA GENIAL PODER DOCUMENTARLAS...... ESTE HERMOSO CANDELABRO DONDE HABRÁ ESTADO QUE SE SALVÓ???

francisco leo dijo...

ESTA HERMOSA PIEZA DEL SIGLO XIX HABRÁ ESTADO EN LIMA EN LA ÉPOCA DE LA GUERRA CON CHILE?
SERÍA INTERESANTE DOCUMENTAR DE QUE FAMILIA LIMEÑA PROVIENE Y SU UBICACIÓN....